La colección

 

Si el sueño de la razón produce monstruos, el espacio perdido entre ese sueño y el mundo real es pródigo en toda clase de criaturas, algunas más bellas y más oscuras que los propios monstruos.

 

Mark Ryden sabe encerrar, entre óleo y lienzo, toda esa serie de imágenes y conceptos donde lo delicado se une a lo maléfico, lo dulce a lo ardiente y lo infantil a lo macabro.


Como en un cuento de hadas maldito, recorrer su mundo es recorrer el lado oscuro de la belleza.

 

En esta colección se trata de recoger esa esencia juguetona y chocante, para crear unos diseños dignos de la más inocente doncella o la felina más implacable, porque siempre es buena ocasión para llevar un poco de magia encima...

 

 

 

Los figurines

 

 

Siguiendo más si cabe el espíritu pictórico de este proyecto los figurines están realizados completamente a mano, mezclando diversas técnicas tradicionales.

Así el pastel, la acuarela, el rotulador, los lápices de colores y la tinta negra se combinan en unos dibujos estilizados, figuras femeninas que parecen lucirse con coquetería desde la cartulina infantil que sirve de base. 

Las fotografías

 

Este proyecto nace a partir de la necesidad de plasmar en imágenes la colección textil diseñada y realizada por Silvia Yela, alumna de la Escuela Kroom Dos de Madrid, como trabajo final para el desfile de Nuevos Diseñadores, que tuvo lugar en la terraza SkyNight del Hotel Puerta América de Madrid.

 

Silvia, junto a su amiga, la fotógrafa Ana Fernández, decidieron llevar a cabo una sesión de fotos que expresara el espíritu más pictórico de Ryden. Todo esto ha sido posible gracias a la colaboración de todas las personas que han trabajado en la sesión, desde las maquilladoras a la escenógrafa, sin olvidar, por supuesto, a las preciosas modelos que han ayudado a darle vida a los estilismos.

¡Comparte!